Datos de Salud

Salud Laboral

Para conocer la información completa de la gráfica, lo invitamos a desplazarse de forma horizontal sobre esta.

Análisis

La información reportada en el presente indicador depende del comportamiento de las acciones de Inspección, Vigilancia y Control higiénico sanitario realizadas desde las Subredes Integradas de Servicios de Salud E.S.E., bajo coordinación de la Subdirección de Vigilancia en Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud. Dichas acciones tienen como finalidad verificar que las condiciones sanitarias, bajo las cuales se desarrollan las diversas actividades económicas, sean las adecuadas para minimizar posibles riesgos para la salud pública de la ciudad, derivados de la presencia de los productos químicos en los establecimientos comerciales. También buscan dar a conocer los aspectos que debe tener en cuenta la comunidad en general para evitar efectos negativos para la salud, y así poder notificar cualquier irregularidad desde el punto de vista higiénico sanitario.

Durante el periodo de tiempo comprendido entre el año 2008 y 2021, las 10 localidades que, en promedio, han tenido mayor magnitud en este indicador son: Puente Aranda (2.836 Kg/trabajador operativo), Rafael Uribe (1.931,8 Kg/trabajador), Usaquén (1.120 Kg/trabajador), Santa Fe (805,4 Kg/trabajador), Chapinero (664,37 Kg/ trabajador), Suba (593 Kg/ trabajador), Antonio Nariño (575,1 Kg/ trabajador), Tunjuelito (566,8 Kg/ trabajador), Teusaquillo (491,396 Kg/trabajador) y Engativá (457,11).

Las anteriores cifras están relacionadas con la concentración de medianas y grandes empresas, y con el almacenamiento a gran escala de materias primas o insumos industriales, dada la alta presencia de este tipo de establecimientos en las localidades de Chapinero, Usaquén, Suba y Fontibón, que en conjunto agrupaban el 54.8% de las medianas y grandes empresas de todo el Distrito Capital, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Bogotá D.C.

Localidades como Fontibón (2.055,05 Kg/trabajador) y Usaquén (1.069,7 Kg/trabajador) incrementaron el almacenamiento de sustancias químicas peligrosas por trabajador en el 2021. En la primera localidad, debido a la identificación de un establecimiento que realiza el almacenamiento mensual de 16.000.000 galones de queroseno; igualmente se incrementó el almacenamiento de A.C.P.M. y gasolina en los establecimientos intervenidos. Mientras que, en Usaquén, se debió al aumento en el almacenamiento de gasolina, A.C.P.M., productos como pintura en aerosol y dióxido de titanio.

Similarmente, para el año 2021 la localidad de Usme aumentó en este indicador (916,67 Kg/trabajador). Además, en esta localidad el 61% de la cantidad total de sustancias químicas peligrosas lo almacenan las estaciones de servicio (1.236.409,93 Kg), seguido de las fábricas de calzado (690.336 Kg). Lo contrario ocurre en la localidad de Puente Aranda, que arrojó la cifra de 125.4 Kg/trabajador, esto debido a que es la segunda localidad que concentra más trabajadores (23.353 trabajadores identificados en el año 2021) pero realiza el almacenamiento mensual del 3,04% (2.823.415,76) de las sustancias químicas peligrosas en el Distrito Capital.

De otro lado, las actividades económicas con mayor almacenamiento mensual de sustancias químicas peligrosas durante el año 2021 fueron: comercio al por mayor de combustibles sólidos, líquidos, gaseosos y productos conexos (53.054.025,27 Kg); comercio al por menor de combustible para automotores (31.428.737,87 Kg); fabricación de artículos de plástico N.C.P. -no clasificado previamente- (936.524,15 Kg); comercio al por menor de artículos de ferretería, pinturas y productos de vidrio en establecimientos especializados (727.152,29 Kg); fabricación de calzado de cuero y piel, con cualquier tipo de suela (714.977,83 Kg); comercio al por menor de otros productos nuevos, en establecimientos especializados (694.922,08 Kg); y mantenimiento y reparación de vehículos automotores (694.232,24 Kg).

Al año 2021 las actividades económicas con mayor cantidad de trabajadores que almacenan sustancias químicas peligrosas fueron: mantenimiento y reparación de vehículos automotores ); otras actividades de limpieza de edificios e instalaciones industriales (27.495 personas); fabricación de artículos de plástico N.C.P. -no clasificado previamente- (14.746); comercio al por menor de artículos de ferretería, pinturas y productos de vidrio en establecimientos especializados (13.535 personas); confección de prendas de vestir, excepto prendas de piel (10.999 personas); fabricación de muebles (9.664 personas); y, por último, actividades de impresión (9.484 personas).

Frente a las categorías de peligrosidad de las sustancias químicas en el marco del Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos, se encuentran las de carcinogenicidad; líquidos inflamables; mutagenicidad de células germinales; toxicidad específica de órganos diana (exposición única) y toxicidad específica de órganos diana (exposiciones repetidas).

Nota 1: Para referenciar la gráfica y el análisis del presente indicador, debes hacerlo de la siguiente manera: Secretaría Distrital de Salud. Observatorio de Salud de Bogotá-SaluData. Disponible en https://saludata.saludcapital.gov.co/osb/.

Nota 2: Para referenciar los datos usados: Ingresa a la ficha técnica del indicador ítem: Fuente de la información. Como usuario de SaluData eres responsable del uso, análisis e interpretación de los datos descargados.

Nota 3: En el proceso de depuración de la información analizada desde el año 2019 se consideró tomar una única información por establecimiento, realizando la eliminación de duplicados de los establecimientos intervenidos varias veces en el mismo año; de acuerdo con esto se puede observar una disminución de los valores con respecto a años anteriores.

 

2 comentarios sobre “Distribución de sustancias químicas peligrosas por trabajador en Bogotá D.C.

  1. Buenos días. Cuentan con datos relacionados con el riesgo laboral en trabajadoras de salones de belleza?
    Su exposición a los químicos asociados con tinturas, solventes, partículas, etc es importante.
    Además muy baja adherencia a los protectores recomendados.
    Gracias.

Responder a Fanny Rincón O Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *