Datos de Salud

Salud Ambiental

Para conocer la información completa de la gráfica, lo invitamos a desplazarse de forma horizontal sobre esta.

Análisis

Según la Organización mundial de la Salud, se calcula que alrededor de mil millones de jóvenes de todo el mundo podrían estar en riesgo de sufrir pérdida de audición debido a prácticas auditivas perjudiciales como uso diario de audífonos. El volumen de salida de los dispositivos de audio personales puede oscilar entre los 75 dB a los 136 dB; la pérdida de audición provocada por el ruido puede prevenirse si se adoptan las prácticas auditivas seguras como limitar el tiempo diario de utilización de los dispositivos de audio personales, con el volumen bajo y un uso máximo de una hora al día, el cual contribuirá a reducir la exposición al sonido (1).

La Secretaría Distrital de Salud, mediante el sistema de Vigilancia en Salud Ambiental, identifica el uso de audífonos como un hábito de exposición en la población al ruido, que depende de la intensidad y frecuencia de uso de estos dispositivos. Se ha caracterizado en la población adulta (18 a 64 años) un total de 20.343 personas en el periodo comprendido del 2013 al 2021, respecto al año 2021 se caracterizaron 3.055, el 72,3% (2.209/3.055) corresponde al sexo femenino y el 65,0% (1.986/3.055) pertenecen al régimen contributivo. En la población adolescente (11 a 17 años), se caracterizó un total de 15.493 personas en el periodo de los años comprendidos del 2015 al 2021, para el año 2021 participó un total de 2.947 personas, el 51,5% (1.517/2.947) corresponde al sexo masculino y el 66,8% (1.969/2.947) al régimen contributivo.

En la población adolescente, el indicador presentó para el periodo 2015 al 2021 un comportamiento con una línea de tendencia descendente R2 =0,63*; para el año 2021 el 70,6 % (2.081/2.947) de las personas encuestadas manifestaron el uso de audífonos y el 51,3% (1.068/2.081) pertenecían al sexo masculino. En cuanto a la frecuencia de uso de audífonos el 35,2 % (732/2.081) reportó el uso más de una hora diaria, el 51,1% (1.064/2.081) manifestó utilizarlos de 4 a 5 horas a la semana y por último el 13,7 % (285/2.081) los utiliza menos de 3 horas a la semana. En relación al comportamiento por localidades, se observó que, en Puente Aranda, Teusaquillo y La Candelaria el uso de audífonos en los adolescentes está por encima del 80%; en general se observaron altas prevalencias del hábito en todas las localidades del Distrito, superando el 62,5 %. En cuanto a la posible relación con los síntomas extra-auditivos consultados a los encuestados se encontró que el uso de audífonos aumenta la presentación de irritabilidad, ansiedad, cefalea, dificultad de concentración e insomnio, en comparación con los adolescentes que no los utilizan.

En la población adulta (18 a 64 años), el comportamiento del indicador en el periodo 2013 al 2021 mostró una línea de tendencia ascendente R=0,52**; para el año 2021 el 28,1 % (859/3.055) de los encuestados manifestaron tener el hábito; el 64,3% (552/859) pertenecían al sexo femenino. En cuanto a la frecuencia de uso de audífonos el 25,8 % (222/859) reportó el uso más de una hora diaria, el 50,9% (437/859) manifestó utilizarlos de 4 a 5 horas a la semana y por último el 23,3% (200/859) los utiliza menos de 3 horas a la semana. En relación al comportamiento por localidades las prevalencias más altas del hábito se encontraron en Teusaquillo (43,4%), La Candelaria (42,1%) y Usaquén (40,6%). En cuanto a la posible relación con los síntomas extra-auditivos consultados con los encuestados se encontró que el uso de audífonos aumenta la presentación de dificultad de concentración en comparación con los adultos que no los utilizan (RP 1,43; IC 95% 1,27-1,62).

* Estadísticamente significativa tomando el año base del 2015 (X2 de Mantel-Haenszel 303,5 valor p <0,000001)

**Estadísticamente significativa (X2 de Mantel-Haenszel 44,51 valor p <0,000001)

  1. Organización Mundial de la Salud y Unión Internacional de Telecomunicaciones (‎2019)‎. Dispositivos y sistemas de escucha segura: un estándar de la OMS y la UIT. Organización Mundial de la Salud. Consultado: mayo 2022. Disponible en: https://apps.who.int/iris/handle/10665/280085. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO

Nota 1: Es importante tener en cuenta que, en los años 2015 y 2016, las prevalencias de la localidad de La Candelaria corresponden a la captación de datos en las instituciones educativas

Nota 2: Para referenciar la gráfica y el análisis del presente indicador se debe hacer de la siguiente manera: Secretaría Distrital de Salud. Observatorio de Salud de Bogotá-SaluData. Disponible en https://saludata.saludcapital.gov.co/osb/.

Nota 3: Para referenciar los datos usados: Ingresa a la ficha técnica del indicador, ítem: Fuente de la información. Como usuario de SaluData, eres responsable del uso, análisis e interpretación de los datos descargados.

Nota 4: Se cuidadoso con el análisis e interpretación. Ver ficha técnica del indicador para información adicional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *