Datos de Salud

Salud Ambiental

Para conocer la información completa de la gráfica, lo invitamos a desplazarse de forma horizontal sobre esta.

Análisis

El ruido es un sonido molesto de acuerdo con la percepción de las personas, el cual es producto de las actividades realizadas por el ser humano como la movilidad, las actividades comerciales e industriales, el entorno habitacional y el espacio público entre otros (1). La exposición de las personas a altos niveles de ruido está directamente relacionada a síntomas auditivos como la pérdida de la audición, así como síntomas extra auditivos como la alteración de la salud,  de la tranquilidad y bienestar, provocando estados de estrés, pérdida del sueño, ansiedad, depresión y cambios en el comportamiento, llegando a conductas agresivas y baja productividad (2). En Colombia se ha establecido que el máximo permitido durante las horas del día en las zonas residenciales es de 65 decibeles (dB); en zonas comerciales e industriales, hasta 70 dB y en zonas de tranquilidad 45 dB; mientras que en las noches el máximo permitido es de 45 dB en zonas residenciales, 60 dB en comerciales, 75 dB en industriales y 45 dB en zonas de tranquilidad (2).

La Secretaría Distrital de Salud, mediante el Sistema de Vigilancia en Salud Ambiental, entre los años 2013 y 2021 caracterizó a 20.343 adultos (18 a 64 años) y 15.493 adolescentes (11-17 años) entre los años 2015 y 2021 en Bogotá, para identificar la posible afectación en salud, bienestar y calidad de vida por exposición a ruido, como resultado de esta caracterización, se obtuvieron los siguientes resultados:

Prevalencia de la alteración en la salud por exposición a ruido: se indagó sobre la presencia de seis síntomas extra auditivos (irritabilidad, ansiedad, cefalea, dificultad de concentración, agotamiento físico e insomnio), donde se identificó como alteración de la salud por exposición a ruido la presencia de tres o más de los síntomas (3). En la población adulta, se observó una línea de tendencia descendente (R=0,20)* en el comportamiento del evento; en el último año de las personas encuestadas 699 (22,9%) presentaron alteración en la salud posiblemente relacionado con la exposición a ruido, en la distribución por localidad, se observó que Usme (39,8%) presentó la prevalencia más alta seguida por la localidad de Ciudad Bolívar (33,5)%. El síntoma extra auditivo con mayor reporte es irritabilidad 35,1% (1.071), seguido de cefalea 27,7% (846); la fuente de ruido que generó mayor molestia fue el tráfico terrestre con el 45,7% (1.397) seguido del pregoneo 37,8% (1.154). Al estimar la posible relación de la exposición a ruido con la presencia de alteraciones en la salud, se encontró que la cantidad de veces que la prevalencia fue mayor en las personas más expuestas a las fuentes de ruido en comparación con las menos expuestas fue la siguiente: para tráfico terrestre 2,24 veces, actividades industriales 2,21 veces y tráfico aéreo 1,60 veces. En la población adolescente, el indicador presentó una línea de tendencia descendente R=0,806**; en el año 2021 el 14,2% (418/2.947) presentó alteración en la salud por exposición a ruido, en relación con la distribución por localidad, Ciudad Bolívar presentó la proporción más alta con un 25,8%, seguido por Usaquén con 25,3%; el síntoma con mayor reporte es dificultad de concentración 32,7% (964), seguido de irritabilidad con un 24,9% (733). La fuente de ruido que generó mayor molestia es tráfico terrestre con el 41,8% (1.232) seguido de entorno habitacional (1.015) y pregoneo (1.014) con un 34,4% en ambos casos. En cuanto a la posible relación con las fuentes generadoras de ruido y la alteración de la salud causada por tráfico terrestre se estima una razón prevalencia en los más expuestos de 2,9 veces en comparación con los menos expuestos, así como en el uso de audífonos la prevalencia de alteración en la salud en los expuestos es 1,43 veces la de los no expuestos a estos dispositivos.

*un valor de X2 de línea de tendencia de Mantel-Haenszel 63,74 significativamente estadística (valor <p 0,001)
**un valor de X2 de línea de tendencia de Mantel-Haenszel 488,96 significativamente estadística (valor <p 0,001)

Prevalencia alteración del sueño: El sueño es un estado fisiológico significativo para la estabilidad y supervivencia de los seres humanos. La importancia de una buena calidad de sueño no sólo es fundamental como factor determinante de la salud, sino como elemento propiciador de una buena calidad de vida (4). Con la aplicación del Índice de Calidad de Sueño de Pittsburgh (ICSP) en las personas caracterizadas entre 18 y 64 años, se estimó el buen o mal dormir, en el periodo comprendido entre el año 2013 y 2021, se observó que 8.661 personas (42,6%) fueron catalogadas como malos dormidores, es decir, con valores superiores a 5 puntos en esta escala. La tendencia del indicador es ligeramente descendente con R2=0,0185*, para el año 2021 se presentó que el 40,5% (1.237/3.055) son malos dormidores; respecto al comportamiento local, Antonio Nariño presentó la mayor prevalencia de malos dormidores (59,3%) seguido por Fontibón (57,0%) y Usme (53,2 %); adicionalmente la localidad con menor prevalencia fue Usaquén (17,8%). En relación con las fuentes generadores de ruido se encontró que las actividades industriales, tráfico aéreo, tráfico terrestre, el pregoneo, el ruido del entorno habitacional y el del espacio público aumentan la presencia de alteración de sueño entre los expuestos a las fuentes con respecto a los que no lo están.

* presenta significancia estadística (X2 8 valor p <0,00469) con respecto al año base 2013.

Prevalencia de somnolencia excesiva diurna: La calidad del sueño no se refiere únicamente al hecho de dormir bien durante la noche, sino que también incluye un buen funcionamiento diurno, es decir, un adecuado nivel de atención para realizar diferentes tareas. La somnolencia diurna indica que hay un inadecuado descanso de la población en horario nocturno lo cual se manifiesta en disfuncionalidad durante el día (4). En la población adulta de 18 a 64 años, el comportamiento del indicador con año base 2013 tiene una ligera tendencia descendente con respecto al año 2021 con un R=0,0125*. Para el año 2021 la prevalencia fue del 7,8% (237/3.055), de los cuales, las localidades que presentaron mayor prevalencia fueron Suba (14,0%), Tunjuelito y Chapinero (13,9%); en relación con las fuentes generadoras se encontró que las personas expuestas al ruido emitido por el entorno habitacional tienen una prevalencia de somnolencia excesiva que es 1,75 veces la de los que están menos expuestas al ruido producto de esta fuente. La tendencia del indicador en población adolescente para el año 2021 es descendente con un R2=0,92**, en el año 2021 la prevalencia fue de 2,0% (60), en cuanto al comportamiento local Suba presentó la mayor prevalencia (7,3%), seguido de Usaquén (5,1%) y Teusaquillo  (4,0%), adicionalmente en las localidades de Chapinero, Engativá, Kennedy, Puente Aranda y Rafael Uribe no se presentó ningún caso en el periodo. En cuanto a la posible relación con las fuentes generadoras de ruido y somnolencia excesiva  causada por tráfico terrestre se estima una razón de prevalencia en los más expuestos de 2,6 veces en comparación con los menos expuestos.

*una significancia estadística (X2 de Mantel-Haenszel 21,61 valor p <0,000003) con respecto año base 2013
**significancia estadística (Xde Mantel-Haenszel 630,84 valor p <0,0000001) con respecto año base 2015
  1. Secretaria Distrital de Ambiente. Ruido. [internet] Consultado mayo 2022. Disponible en: https://ambientebogota.gov.co/ruido
  2. Ministerio de Salud. Ruido excesivo en entornos, una de las principales causas para la pérdida auditiva. 2015 [Internet]. Consultado mayo de 2022. Disponible en : https://www.minsalud.gov.co/Paginas/Ruido-excesivo-en-entornos-una-de-las-principales-causas-para-perdida-auditiva.aspx#:~:text=La%20exposici%C3%B3n%20de%20las%20personas,a%20conductas%20agresivas%20y%20baja
  3. Ministerio de Salud, somo todos oídos, Manual de buenas prácticas en salud auditiva y comunicativa. 2013. [Internet] consultado: mayo 2022.  https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/PP/ENT/manual-buenas-practicas-salud-auditiva-comunicativa.pdf
  4. Callejas, L. M., Sarmiento, R., Medina, K., Sepulveda, H., Deluque, D., & Escobar-Córdoba, F. E. (2015). Calidad del sueño en una población adulta expuesta al ruido del Aeropuerto El Dorado, Bogotá, 2012. Biomédica, 35(Sup2), 103-9. https://doi.org/10.7705/biomedica.v35i0.2465

Nota 1: Para referenciar la gráfica y el análisis de los presentes indicadores se debe hacer de la siguiente manera: Secretaría Distrital de Salud. Observatorio de Salud de Bogotá-SaluData. Disponible en: https://saludata.saludcapital.gov.co/osb/.

Nota 2: Para referenciar los datos usados: Ingresa a la ficha técnica del indicador, ítem: Fuente de la información. Como usuario de SaluData, eres responsable del uso, análisis e interpretación de los datos descargados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *